Cali Se Ve innovadora: Caleños crean casa que se mueve al lugar de tus sueños

Cali Se Ve innovadora: Caleños crean casa que se mueve al lugar de tus sueños

Si usted quisiera construir su casa en una zona rural, muy probablemente se enfrentaría con dificultades para transportar maquinaria pesada hasta el lugar elegido. Debido a esto, también sería probable que el tiempo de construcción se convirtiera en una variable impredecible y, como consecuencia, no pudiera contar con su vivienda en la fecha deseada.

Luego de que el arquitecto caleño Felipe Lerma identificó esta problemática junto a su equipo de trabajo ‘Colectivo Creativo’, decidieron inventar una casa que pudiera llegar a los terrenos de más difícil acceso, a lo más alto de una montaña si el usuario lo desea, para que las personas pudieran disfrutar de su vivienda en la ubicación de sus sueños.

Así nació la casa Vimob, una obra innovadora en el mundo de la arquitectura y el diseño, que tiene la ventaja de que sus piezas, al estar prefabricadas, se pueden armar y desarmar sin problema en el lugar deseado.

“Esta casa es una evolución de la arquitectura: se adapta al cambio, al nuevo ritmo de vida que tienen las personas hoy en día: si quieres cambiarte de sitio después, tu Vimob se desensambla para ir contigo a donde quieras. Sus piezas son modulares, livianas y la distribución interna de la vivienda se pueda personalizar”, explica Felipe.

Este tipo de construcción tiene un compromiso especial con el cuidado del medio ambiente, pues la estructura permite adaptar sistemas de energía renovable, paneles solares y tanques de almacenamiento para aguas lluvias. Felipe agrega que “durante la construcción de la casa se desperdicia una menor cantidad de materiales en comparación a los que desecha una obra convencional. Además, Vimob tiene una baja huella de carbón: en un solo viaje se transporta la casa completa y el consumo de agua es solo el 3% con respecto a una construcción tradicional debido a su construcción en seco.

Un hogar al alcance de todos

La empresa creada por Felipe también pretende disminuir las brechas sociales y facilitar a las personas de sectores rurales acceder a una casa: “La infraestructura de los sectores rurales no es la mejor, lo cual limita a quienes buscan suplir su necesidad de refugio, evitando que lo hagan de forma cómoda, eficiente, estética y segura… La complejidad en el transporte de materiales y personal de obra, hacen que la construcción de una casa tradicional sea inviable debido a los costos”, afirma Felipe.

Uno de los objetivos de estos arquitectos fue el de disminuir costos y, en ese sentido, se dieron a la tarea de tecnificar sus procesos de manufactura: automatizaron sus tecnologías constructivas y crearon así una cadena de fabricación en serie que les permitió brindar al comprador precios más bajos. Poco a poco ganan acogida dentro del mercado.

“En el año 2015, el proyecto logró gran reconocimiento internacional: nos hicieron pedidos de diferentes países del mundo, como Francia, Estados Unidos, Emiratos Árabes, Israel entre otros, quizás los lugares más exóticos de estas solicitudes fueron Hawái y Republica Checa”. Este modelo de vivienda tuvo tanto éxito que fue considerada entre las 100 construcciones más importantes de Colombia según el reconocido portal Archdaily.

En un solo viaje se transporta la casa completa y el consumo de agua es solo el 3% con respecto a una construcción tradicional debido a su construcción en seco. Foto especial para El País.

Un comprador puede solicitar casas de distintos modelos, tamaños y precios. La XS, la más económica, tiene 33.6 m2 y cuesta 38.400.000, mientras la XL, la gama alta, tiene 140 m2 y se puede adquirir por 171.350.000. En Colombia han alcanzado más de 1000 cotizaciones distribuidas en 30 departamentos, entre los que se cuentan Antioquia, Cundinamarca, Valle del Cauca y Boyacá. Del exterior también los han llamado más de 210 veces, de 14 países distintos: los mayores interesados, por lo general, son los ciudadanos de Estados Unidos, Portugal y Francia.

Precisamente las viviendas prefabricadas tienen una larga tradición en los países industrializados del norte de Europa, Estados Unidos y están en un fuerte auge en Australia. Felipe, siempre optimista, predice que, debido a las grandes ventajas de este tipo de construcciones, irán ganando cada vez más adeptos: “Las ventajas ecológicas y sociales de estos sistemas son evidentes: se consigue una reducción en los tiempos de ejecución, acabados uniformes con mejor calidad y menos imprevistos. Los sistemas prefabricados serán sinónimo de un menor tiempo de ejecución, acabados más uniformes, menor impacto ambiental y diseños óptimos y atractivos”.

La propuesta de Vimob se vislumbra como una solución a la imposibilidad de construir en zonas de difícil acceso y, a su vez , como una construcción ecoamigable, como dice Felipe: “Creemos que en el futuro todos deberíamos dar un vuelco a las viviendas ecológicas”.